Cabecera-FdlM-843x205-transparente

Amparo Barayón: Nuestra “flapper” vilmente asesinada

Amparo BarayónEs obvio ante esta imagen que lamujer a la que nos vamos a referir entra dentro de las características de las “flappers” de las que ya hemos hablado en otras ocasiones en Fabrica de la Memoria.

 

Amparo Barayón (Zamora-1904-idem 1936), esposa del novelista republicano Ramón J.Sender, fue víctima de una ejecución sin juicio en la zona rebelde franquista porque los falangistas vieron su guerra como una cruzada contra el cambio social y cultural y les asustaba una mujer conocida por pensar por sí misma y tener ideas. Ese fue su crimen: Ser una mujer moderna.

 

AMparo Barayón

Fotografía hacia 1930

 

En los años 20 era conocida en los ambientes musicales de su ciudad por los recitales de piano que dio en el Nuevo Teatro de Zamora.Así se refería a ella la prensa dela época

“Era moderna y valiente por su ideología y cultura, no sólo musical sino literaria” (Heraldo de Zamora, 1/12/1927).

 

Amparo Barayon

 

Estaba casada con el novelista Ramón J. Sender que había sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura en 1935 por su novela Mister Witt en el cantón, y al que había conocido en Madrid, donde ambos militaban en organizaciones anarquistas. Ella trabajaba como operadora de una centralita telefónica cuando conoció a Sender y se fue a vivir con él.

 

Amparo Barayon y Ramón J. Sender

 

El siguiente texto, tomado del libro Una joven madre en las prisiones de Franco de Pilar Fidalgo Carasa nos cuenta las últimas horas de Amparo:

“Amparo Barallón, esposa del distinguido escritor Ramón J. Sender, fue asesinada en la madrugada del 12 de octubre de 1936. Tenía con ella a Andreíta, bebé de ocho meses de edad. A las seis de la tarde, Justo, el administrador de la prisión, entró en su celda y arrastró a su hija de sus brazos, diciendo, entre otras ocurrencias, que "las rojas no tenían el derecho de alimentar a sus hijos." Amparo Barallón, impotente para defender a su hija, luchando, llorando, presa de la locura indescriptible, chilló y, a continuación, llorando, escribió una carta de despedida a Sender, una carta con la que me quedé por mucho tiempo, pero que tuve que destruir más tarde a causa de las búsquedas continuas a las que estábamos sujetas. Sé que en esta carta  entregaba a sus hijos a su cuidado y hacia responsable de la situación en que se encontraba a un familiar de apellido Sevilla. Cuando ella había escrito esta carta Amparo se desmayó y cuando volvió en sí permaneció en un estado de semi-conciencia, llorando en voz alta para su niña. Por la noche, la arrastraron de la prisión y la llevaron al cementerio donde fue asesinada”.

 

Para saber más es imprescindible acudir a la obra de su hijo, Ramón Sender Barayon: Muerte en Zamora(Plaza &Janés, 1990).

 

Ramon Sender Barayón Muerte en Zamora

 

Otras fuentes:

Francisco Espinosa Maestre: "Amparo Barayón: historia de una calumnia". En: Ruiz González, Cándido (coord.), Guerra Civil y represión : historia y memoria : Zamora, ciclo de conferencias 19-28 de enero de 2010, Círculo Republicano Zamorano, 2010, p. 79-104.

The Return of Republican Memory in Spain, Helen Graham, homenaje a las Brigadas Internacionales en el Imperial WarMuseum de Londres en 2003

Boletín de junio de 2003 del Batallón Lincoln

Reseña de "Muerte en Zamora" en el New York Times

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir las novedades de La Fábrica de la Memoria