Cabecera-FdlM-843x205-transparente

Las vicisitudes de una viuda.

Las vicisitudes de una viuda.El estado de viudedad solía reportar ciertas ventajas a las mujeres en la vida social, siempre que no tuviera hijastros picajosos como es el caso que nos ocupa que pedía para ella nada más y nada menos que “el perpetuo silencio”.

 

 

El mandato del perpetuo silencio

 

En un complicado pleito de 1752 promovido por una viuda para recuperar su dote, que embargaron a su difunto marido junto al resto de los bienes, encontramos que su hijastro pide que se desestime esa reclamación y se la condene "a perpetuo silencio".

Las vicisitudes de una viuda.

Con este mandato la justicia obligaba a una persona a no volver a hablar sobre algún hecho, y por supuesto nunca más denunciarlo. Se utilizaba también para obligar a no repetir sus acciones, a los que participaban disputas o a quienes divulgaban rumores o infamias.

AHPCO Fondo Judicial de Rute, Caja 208(19)

 

Por cortesía de Esther Gassol

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir las novedades de La Fábrica de la Memoria