Después de acabar el bachillerato, intentó inscribirse en el Colegio de Ingenieros de Puentes y Caminos de Bucarest, pero fue rechazada por lo que se traslada a Berlín y en 1909 se inscribe en la Academia Real Técnica.

 

 Elisa Leonida Zamfirescu

Elisa Leonida Zamfirescu

 

Al matricularse, el decano del centro intentó disuadirla apelando a las tres K (kirche, kinde, küche: iglesia, niños, cocina) que definían el papel de la mujer en la sociedad de la época.

 

 "Kinder, Küche, Kirche" Foto: Kleinfelder, Lohr.

«Kinder, Küche, Kirche» Foto: Kleinfelder, Lohr.

 

Los directores de la Academia estaban escindidos entre sus prejuicios y los méritos de la aspirante: escribía y hablaba perfectamente alemán y tenía conocimientos sobresalientes en matemáticas, física y química. Sin embargo sus compañeros la ignoraban y uno de sus profesores al verla en la clase exclamó: “La cocina es el lugar de las mujeres, no la Politécnica”.

En 1912 se graduó con honores y el decano se refirió a ella como “la más diligente de las diligentes” convirtiéndose en la primera ingeniera del mundo

 

 Elisa Leonida Zamfirescu

Elisa Leonida Zamfirescu

 

Posteriormente, llegó a ser directora de los laboratorios del Instituto Geológico de Rumanía y desempeñó labores de profesora  física y química.

 

 Elisa Leonida Zamfirescu en su laboratorio

Elisa Leonida Zamfirescu en su laboratorio

 

Fuentes:

rumaniadiferente.blogspot.com.es/2013/04/elisa-leonida-zamfirescu-la-primer.html

https://neamtu.wordpress.com/2010/04/

https://www.facebook.com/ProhibidoHablarDeMujeresOlvidadas?fref=nf